A21

Tú estas en la semana:

24 semanas de embarazo

Tu bebé a las 24 semanas de embarazo

Tu bebé tiene el tamaño de un choclo. Tu pequeño gimnasta pesa hasta medio kilo (1,3 libras) esta semana, y mide entre 25,4 y 28 cm (10 y 11 pulgadas).

Energía del bebé

¿Preparada para una noche tranquila de descanso? Tu bebé probablemente tiene otras ideas. Los bebés están más activos entre las semanas 24 y 28. Luego de ese momento, no habrá suficiente espacio para que se mueva y contorsione como lo ha estado practicando.

Piel traslúcida

La piel de tu bebé es tan delgada que es posible ver los vasos sanguíneos, los huesos y los órganos en su interior. Su piel continuará volviéndose más gruesa a medida que pasan los meses hasta que sea opaca como la tuya.

Ojos de espía

Los ojos de tu bebé estarán totalmente desarrollados al finalizar este mes. Aunque el iris aún no tiene pigmentación, el color aparecerá en los próximos meses. La tonalidad definitiva no se verá hasta después de nacer.

Tu embarazo a las 24 semanas

Amenaza de parto prematuro

A partir de ahora deberás estar atenta a los signos de parto prematuro. Los síntomas más comunes son los dolores similares a los dolores menstruales, los cambios en el flujo vaginal, un ligero dolor en la zona lumbar, contracciones uterinas, presión en tu pelvis (si el bebé está empujando hacia abajo) o pérdida de líquido por la vagina. Presta atención a tu cuerpo; si los síntomas persisten, llama a tu médico de inmediato. La pérdida abundante de líquido por la vagina requiere atención médica inmediata.

¿Sabías qué...?

La cara de tu bebé ya está casi completamente formada y si observas una ecografía, ¡quizás puedas decir a quién se parece! Aunque los párpados estén completamente cerrados, a fines de esta semana, los ojos del bebé estarán totalmente desarrollados, incluso la retina.

Consejo rápido para mamá:

Si te sientes cansada, débil, con dificultades para respirar y mareos, es probable que estés anémica. Asegúrate de incluir alimentos ricos en hierro en tu dieta, como hígado u otras carnes rojas; lentejas amarillas, rojas, verdes o marrones; hojas verdes, como espinaca, col silvestre y col rizada (kale). Tu vitamina prenatal también puede incluir hierro.

También te puede interesar:

Toallitas húmedas

Toallitas húmedas Pampers® Natural Clean

Una suave y fuerte toallita húmeda para una limpieza refrescante